24.1.09

Esculturas y Signos, de Benoit y Jean Baptiste Van de Hedde



“Quisiera presentar mi obra desnuda de palabras y explicaciones, envuelta en el silencio. Un silencio que busca los silencios, las palabras, los sonidos de otros silencios, un silencio que encuentre silencios…silencios aunados para sentir”, dice Benoit Van den Heede, un belga afincado en Letur que maneja la madera con la soltura del artesano medieval. Monjes de clausura, caballeros de cruzadas, atalayas de interior, cubos nidos y abrazos imaginarios que instala en la planta baja del Museo Municipal: “La madera es la materia a la que mi vida ha estado siempre vinculada, la mía y la de mis antepasados”, por eso luce la obra, porque es un compendio de sensaciones antiguas llenas de futuro.


Jean Baptiste, su hermano, es más pragmático: “Lo mío son signos que nos hablan de algo que tenemos todos dentro como formando parte de un patrimonio común y que sólo hace falta revelar a la luz”. Jean Baptiste utiliza el óleo y el carboncillo para sugerirnos sentimientos. Son como pancartas primitivas encontradas en alguna antigua tumba del Oriente Próximo, pero al mismo tiempo son mensajes de ahora mismo.


Integrantes del Colectivo Reactivo de Albacete han realizado prototipos para Victorio y Lucchino y para el arquitecto Michael Graves o para otro diseñador de moda como Martín Ruiz de Azua y gustan de manejar el granito belga, la madera, la forja y desde luego los signos, la escritura abstracta y las figuras no realistas en analogía con otras culturas primitivas. Y están y viven en Letur buscando, un decir, la paz interior. Lo de ambos es la vida en movimiento, la creación inesperada, la libertad de interpretar.

El Brillo de los Días. Publicado en el diario La Verdad de Albacete. 25/1/2009