31.5.13

Cuba puesta al día

Los Discos del Año. Febrero
Mala in Cuba

Mala in Cuba, una experiencia discográfica apasionante




Es otra historia de nuestros días: productor británico, afamado y reconocido, emprende aventura con músicos originarios. Pero claro, cuando esos autóctonos son de Cuba el tema se dispara. Gilles Peterson es el inglés, Roberto Fonseca y su banda los cohetes caribeños, los aborígenes. Si en medio de todo anda Mala, una especie de planetario de los sonidos del South London (la mitad de Digital Mystikz), el dubstep y toda la mística ambient y, originalmente, el reggae, las proporciones se elevan y surge la magia, el contagio, lo excepcional. Aquí se dan lugar ,por tanto, varias constelaciones. La sabiduria, el talento y... la música del Caribe: Big Bang en el giradiscos y en las pistas de baile.

Este es el disco que vuelve a evaluar y vuelve a alinear el movimiento dubstep dentro de la cultura del sistema de sonido, dice Peterson. Hay que hacer estas cosas en la vida para cambiar y crecer, para aprender acerca de ti mismo y conocer otras personas, replica Mala. Los cubanos, Fonseca y su banda, no dicen nada, sólo se limitan a ser músicos cubanos. Más que suficiente.