12.9.12

Hadouk Trío, La Conexión Gong





Los Discos del Año. Junio
Air. Hadouk Trío

De las cenizas de aquel remoto planeta Gong, ya mencionado alguna vez en este blog, aparece ahora Didier Malherbe, el flautista descubierto por Daevid Allen, fundador de toda una filosofía musical que propició los momentos más exóticos de nuestra juventud. Allen se topó con Didier en un jolgorio isleño. Por aquel entonces Didier vivía en una cueva de la finca de Robert Graves en Deyá (Mallorca). Entonces, buscar a la Generación Beat y escenificar obras de William S. Burroughs o Allen Ginsberg suponía un salto mas allá de las músicas comprensibles. De todo aquel maremagnum nacieron Soft Machine y el universo Gong. Malherbe formó banda también con Steve Hillage, Robert Wyatt, Alan Holdsworth y algún lunatico más. Gong fue otro paso en aquella carrera por el pasmo y la fascinación.
Loy Ehrlich es complice de Didier desde entonces. Domina instrumentos eléctricos pero también acústicos y se le puede considerar uno de los pioneros del jazz-rock, fue colaborador de Peter Grabriel o Jon Hassel, y ha acompañado a artistas de la escena World Music como Youssou N'Dour o Toure Kunda. Por último, el percusionista Steve Shehan, es uno de los más demandados de siempre, algo lógico en alguien que ha trabajado con grandes como Brian Eno, Mc Laughlin, Vangelis, Herbie Hancock o Paul Simon.

Sin embargo, el trío anda ahora más por las fronteras, por la fusión de jazz mejor entendida, que por aquellos sinuosos caminos de las montañas , el mar y la vida natural, sin abandonar nunca el barco Gong. Y ése es precisamente su atractivo. Jazz reposado, misterioso, con sorpresas exquisitas de la vieja época introducidas oportunamente en la grabación. El disco es completo por tanto. Una caricia de medianoche veraniega.