19.12.10



¡¡¡GRACIAS!!!

El sofocón del sábado me ha provocado un trancazo gripal a la altura del pechecete. Ando a los bordes del camastro, echando aguachirli a borbotones por la nariz. Me he arrastrado hasta aquí para seguir dando las gracias a todos MIS AMIGOS. Tengo pesadillas constantes -producto del subidón gripal creo- y sigo sin estar seguro de lo que ocurrió, exáctamente, el sábado en el Pussy Wagon.
Si es lo que imagino, insisto, imagino... un abrazo a todos.
JAF

(os espero otra vez el 28/12 en el Torito: pincho yo solito toda la noche)  

12 comentarios:

J. C. Gea dijo...

De ná, hombre. Un placer.

J. C. Gea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CELITA dijo...

Un placer. Aunque estuvimos poco rato porque yo ya no aguanto mucho tiempo "a pie parao", teníamos muchas ganas de ver qué cara ponías, después de meses guardando el secreto. Ya sabes que hay un montón de gente que te quiere.

Besos

pipiyo00 dijo...

a mandar

Komite Kumple Pilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Que bien lo pasamos, good vibrations, JAF 6.0.
DjBerry

Gracia Colmenero dijo...

Qué pena no haber podido ir, en Játiva llovía a mares y nos acordamos de tí escuchando "El viento en los sauces". Ea, que te mejores. Salud y felicidades!!!

Anónimo dijo...

La pulsión vital que se vivio ese día son el sentido de los 60 años de JAF a lo largo de los cuales han transcurrido tantos acontecimientos que su propia persona derrocha fascinación. Su larga y agitada historia nos lleva a un viaje digno de admiración. En muchas ciudades la vida se mide en milenios y Juan Angel protagonizará los 100 siguientes. Chus

Anónimo dijo...

So..... where is toilet? Hehe))) Joke, relax ;)
Hope for no silence

guayo dijo...

Sí que es digno de admiración que no te hayas enterado en dos meses de preparación, en el fondo somos todos unos pillos. Y tú un inocente admirado. Fue tan fácil porque tienes un poder de convocatoria inaudito...
Te quiero

Anónimo dijo...

De nada, de nada... compañero.
Pilar

Eloy M. Cebrián dijo...

Puedes cumplir 60 todas las veces que quieras, Juan Ángel. Yo hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien. Recupérate pronto y nos montamos una jam. Un abrazo fuerte.