12.12.09

La gozosa sensatez de unos chicos llamados The Sunday Drivers

Acaban de estrenar su nuevo álbum The End of Maiden Trip
The End of Maiden Trip. The Sunday Drivers
Sábado 30 de enero. Teatro Circo de Albacete. 21,00h.
Jero Romero (Voz y Guitarra acústica)
Fausto Pérez (Guitarra eléctrica)
Miguel de Lucas (Bajo)
Carlos Pinto (Batería
)



No es cierto que el pop, al menos todo el pop, sufra una crisis de identidad en los últimos años en nuestro país. Sí lo es que cada vez más las referencias utilizadas le acorralen en un callejón con difícil salida: la fábula de los triunfitos es cada vez más reiterativa e irritante. Su influencia recae en lo más vergonzoso y patético de nuestro más lejano pasado "camilosestismo". Algún día habrá que pedir cuentas a quienes lo utilizaron buscando un vulgar reality show. Pero, como decimos, no todo el pop español utiliza la decadente fórmula amarillista. El reciclaje natural del artista, también del joven artista, sigue produciendo innumerables y gratísimas sorpresas en todos los estilos. Hace ya tiempo que The Sunday Drivers, entre otros muchos nombres lo demostraron con un disco impecable: Little Heart Attacks. Su evolución ha sido extraordinariamente coherente y diseñada con la minuciosidad del artesano: Mucho concierto para coger tablas en escena, estar en el festival oportuno en el momento idóneo y editar un disco cada dos años. Las puertas de Europa se les abrieron en Les Transmusicales de Rennes, en Francia. Aquel día fueron una de las revelaciones y elegidos por los críticos del festival como uno de los mejores cinco conciertos.
Fue un gran salto fuera de nuestras fronteras; el disco fue publicado en Francia, Bélgica, Suiza, Holanda, Grecia … visitaron los festivales franceses Vieilles Charrues, Rock in Seine, Les Mediterranées, ArtRock, Eurockeenes, aparte de grandes citas internacionales como Nuits de Botanique (Bruselas), Eurosonic (Groningen), Rockwave (Atenas), Popkomm (Berlín), Spot (Dinamarca), Chant Du Gros (Suiza), además una gira de 11 fechas en Francia y otras 25 en España (entre otras, acompañando a artistas como Wilco o Paul Weller en sus visitas a nuestro país). Los Drivers ya estaban lanzados y su puesta en escena, sencilla y práctica arrebató toda la exquisitez que puede ofrecer unas influencias que, precisamente, quedaban materializadas en la música de sus padrinos (Wilko o Weller) sin desdeñar la cultura beat ni aquellas memorables páginas de la historia que demostraron conocer sobradamente: Buffalo Springfield, Ray Davies, Small Faces y todo lo demás.

Ahora con su reciente The End of Maiden Trip y utilizados descaradamente por las multinacionales de la publicidad para sonorizar sus anuncios como hizo una importante marca cervecera con Do it, de su álbum de 2007 Tiny Telephone o en la serie de televisión Cuestión de sexo o anteriormente con On my mind, que se escuchó en el soundtrack de la película de Hollywood Penélope y de otras españolas como El juego de la verdad, el "albaceteño" Jero (se crió entre nosotros) y sus chicos gozan discretamente de los cumplidos elogios que le dirige la prensa especializada y el buen aficionado y de un respeto ganado justamente a fuerza de trabajo y una intuición musical francamente loable dadas las circunstancias que rodean a la música pop en nuestro país. The Sunday Drivers hace mucho que dejaron de ser indies para convertirse en uno de nuestro mejores reclamos musicales contemporáneos.