29.3.09

Una historia, la verdadera, de los Hermanos Marx


La sonrisa del absurdo. La carcajada del disparate. El camerino a reventar. Marx Madera.

Eran cinco, les conocimos con cuatro y les quisimos para toda la vida siendo tres. Los Hermanos Marx no sólo han formado parte de nuestra infancia, adolescencia y madurez, han marcado sólidamente nuestro sentido del humor. ¿Hubiera existido el dios Gila sin esos antecedentes?, probablemente sí, pero algún gag de don Miguel hubiera quedado pendiente. "¡Contraseña!...¡Pez Espada!" y un enorme pez espada aparecía del interior de la gabardina de Harpo. En los tiempos de Chaplin, Harold Lloyd, Buster Keaton, Oliver & Hardy, tiempos duros donde había que reírse por decreto los Marx Brothers se salieron del guión, elevaron la parodia a límites inverosímiles valiéndose, eso sí, del recién estrenado cine sonoro. Julius Henry (Groucho), llego a ser en la pantalla el Capitán Geoffrey T. Spaulding, el Profesor Quincy Adams Wagstaff, Rufus T. Firefly, Otis B. Driftwood, Doctor. Hugo Z. Hackenbush, Gordon Miller, J. Cheever Loophole, S. Quentin Quale, Wolf J. Flywheel, Ronald Kornblow y por fin, Peter Minuit en su última película Marx, La Historia de la Humanidad, lo que le aproxima a otro gran disparate de Woody Allen: Zelig, un personaje que tiene la capacidad sobrenatural de cambiar su apariencia adaptándose al medio en el que se desenvuelve (mas o menos como José María Aznar, el Zelig de la política).

La Compañía Teatro Meridional llega al Teatro Circo de Albacete a contarnos la verdadera historia de los Marx, un espectáculo que partiendo de las figuras de los hermanos, sus películas, sus personalidades reales, crea una fantasía para las gentes de hoy y de aquí. En tiempos duros, la presencia del humor tampoco suele fallar.

Marilyn Monroe: "Adivina quien soy...", Groucho: "No me lo diga, ¿animal o vegetal?".

;">El Brillo de los Días. Publicado en el diario La Verdad de Albacete. 29/3/2009