8.11.08

Higueruela

Alguna vez habrá que hacerle un homenaje nacional a Higueruela, nuestro querido pueblo. Es verdad que la labor de Cultural Albacete en la provincia sigue siendo ardua y efectiva, pero lo de Higueruela salta la banca. Es un gustazo comprobar la respuesta de un pueblo a la llamada de su salón de actos (con goteras), teatrillo ambulante o carpa ocasional. Por allí han pasado, antes de ser reconocidos internacionalmente, muchos nombres de la farándula y el show bussines. Desde Kepa Junquera a The Sunday Drivers, desde I Colombaioni de Fellini a Animalario, pasando por Lou Bennet.

No es fácil porque normalmente los artistas suelen poner trabas a lo desconocido, pero, me consta, hay pocas empresas artísticas ya que desconocen esta villa irreductible. Sin ir más lejos, hace unos días se nos caía la baba viendo la formidable banda que trajo el pianista neoyorkino Joshua Edelman y el pedazo de concierto que dio. A Maria Teresa Cano, responsable de la programación desde hace más de15 años, habrá que buscarle sitio en los próximos Grammy.

Higueruela is top of the world