2.9.08

Flashing: The Flatiron

Como el gran juego El Verdugo, uno alza su muñón disfrazado de mano regordeta y lo voltea para ser el rey, el que ordena los castigos y la humillación por ser vulgar. A su lado todo es vulgar.